NOTICIAS IMPORTANTES:

En Sonora denuncian Bernardo Campillo de saquear y quebrar la secretaria de salud: Dr. González

13* Acusan al secretario de salud de hacerse millonario de la noche a la mañana además de comprar un casa de más de 10 millones de peso en San Carlos Nuevo Guaymas mientras la secretaria está quebrada por más de 600 millones de pesos
* El Dr. González Méndez sostiene que existe desabasto de medicinas y una deuda superior a los 600 millones de pesos en el Sector Salud, hechos que han provocado la muerte de pacientes ante la falta de equipamiento luego del saqueo que hoy mantiene al secretario de Salud con una mansión de más de 10 millones de pesos, lo que no podría pagar con su salario

Nota tomada de Dossier Politico
Hermosillo, Sonora (DP).- De acuerdo a informes proporcionados por el Dr. Carlos Manuel González Méndez, el secretario de Salud, Bernardo Campillo, se hizo millonario de la noche a la mañana y llevó al Sector Salud a una condición de quiebra financiera con un saqueo inmisericorde de recursos que pone en riesgo la vida de los pacientes y la funcionalidad de los Servicios de Salud en Sonora.
El Dr. González Méndez sostiene que existe desabasto de medicinas y una deuda superior a los 600 millones de pesos en el Sector Salud, hechos que han provocado la muerte de pacientes ante la falta de equipamiento luego del saqueo que hoy mantiene al secretario de Salud con una mansión de más de 10 millones de pesos en San Carlos, Nuevo Guaymas, lo que no podría pagar con su salario como funcionario del Nuevo Sonora.
El 14 de junio del 2012, dos días después de su despido del Hospital General, el médico sostuvo una entrevista con Dossier Político, denunció que después de 20 años ininterrumpidos como neurocirujano, fue despedido injustificadamente luego de una férrea lucha en pro de la transparencia y contra el desvío de recursos en la Secretaría de Salud de Sonora.
En entrevista exclusiva con Dossier Político, el galeno expresó que “los abusos del poder del Gobierno del Estado no tienen límites, el esperanzador Nuevo Sonora es solamente una pesadilla de la cual no hemos podido despertar, la lucha por nuestros derechos laborales y el pago completo de nuestros salarios de los empleados de la Salud siguen”.
González Méndez describió que “la lucha inicia en el año 2007 en pleno Gobierno autoritario boursista contra los 54 médicos que decidimos a través de los tribunales laborales y la Junta de Conciliación y Arbitraje, exigir nuestro sueldo completo y nuestras prestaciones para una jubilación justa, ya algunos médicos han fallecido sin haberlo logrado”.
Amplió que con la llegada del nuevo Gobierno, habiendo en campaña comprometido su palabra, Bernardo Campillo y Gustavo López Caballero, “solamente la traición y la avaricia los ha mantenido deteriorando los sueldos de los empleados de salud y desviando los sueldos a sus arcas propias, se logró en agosto del 2010 constituir un sindicato legítimo, con toma de nota y registro, pero nunca al servicio de los corruptos, nació el SESSS”.
Expuso que el SESSS inició demandas históricas contra los 104 aviadores del sindicato de Villalobos, “líder corrupto que no cuenta con registro ni toma de nota y coordinador de la campaña de López Caballero a la Alcaldía.
Resultado, una Contraloría solapadora. Un movimiento por la transparencia se inició para conocer el desvío de recursos de las nóminas de los trabajadores de Salud, logrando mediante manifestaciones que se nos entregaran, auditamos y encontramos irregularidades desde el 2006, pero desvíos hasta por el 50% de los sueldos homologados que envía la Federación”.
El Dr. González indicó que el último año se enviaron 187 millones de pesos y se “prestaron” a programas sociales del Gobierno del Estado como Oportunidades, Progresa y Crecer, casi 90 millones.
“Este año, desde febrero se nos inician descuentos a todos los trabajadores de la Salud, con seguros de vida inventados que no solicitamos y nunca entregaron pólizas por 400 pesos al mes, se nos descuentan prestamos inventados, o faltas inexistentes, denunciamos y actuamos requiriendo el cierre de la calle reforma para que se nos reintegrara parcialmente”, precisó.
El día de hoy (jueves), en base a un proceso de levantamiento de acta administrativa abusando de testigos falsos, del Director Administrativo del Hospital General del Estado Huberto García Astiazarán, “sujeto represor de nuestros derechos a manifestarnos y que actúa como supervisor de maquiladora, han dado un duro golpe a la lucha por la transparencia despidiéndome del Hospital General del Estado que durante 20 años fue donde ejercí como neurocirujano”.
Aseguró que ante la adversidad, su lucha no termina y la búsqueda por la reinstalación, apenas comienza.
“La verdad saldrá a flote y los responsables de los desvíos de recursos tendrán su castigo; el movimiento no termina con el terrorismo laboral del Hospital General “Dr. Pesqueira”, tiene cuentas pendientes con sus trabajadores por su espíritu mezquino y cobarde”, finalizó el secretario general del Sindicato de Empleados de los Servicios de Salud de Sonora (SESSS).
El pasado 21 de junio, Sonora Ciudadana emitió un comunicado donde expone que tras una persecución constante por parte de los directivos del Hospital General del Estado, el neurólogo y líder del SESSS fue despedido el pasado 12 de junio por exigir transparencia en el manejo de recursos públicos, por lo que se recurrirá a los  procedimientos legales correspondientes  para defenderlo  de tal decisión.
Este es un hecho sin precedentes pues el Sindicato cuenta con toma de nota y registro ante las autoridades competentes, pero no goza del reconocimiento político/administrativo de Servicios de Salud de Sonora. Con este despido injustificado se consolida el “terrorismo laboral” que se ha venido denunciando desde hace tiempo por parte de distintos trabajadores.
“Nuestro actuar no es político-partidista, nuestras demandas empezaron en el anterior sexenio y continúan en el actual, mismo que no ha cumplido con sus compromisos de campaña. Mi despido es por recordarles esos compromisos y es una muestra de la situación que guardan nuestros derechos como trabajadores de la salud”, señaló el Dr. González.
Desde hace cinco años el Sindicato de Empleados de Servicios de Salud de Sonora, que integra a 400 trabajadores de la salud,  ha exigido transparencia en el manejo de los recursos que envía el Gobierno Federal para pagarle a los empleados la llamada homologación salarial, por lo que desde 2008 se han interpuesto 205 demandas laborales para que las autoridades paguen los salarios completos incluyendo las pensiones debidas, como corresponde según los tabuladores oficiales.  “Preocupa que las autoridades crean que pueden anular derechos básicos de los trabajadores como el derecho a manifestarse”. Señaló Guillermo Noriega Esparza, Director de Sonora Ciudadana AC, quién además recordó que solamente el año pasado el Gobierno Federal envió más de 185 millones de pesos para los salarios de los trabajadores y no todo llega a sus manos. “Ahí es donde tiene fundamento el trabajo de investigación que realizamos con el SESSS”.
Señaló que acudirán a la Comisión de Derechos Humanos, los tribunales competentes y se hará uso de todos los recursos legales nacionales e internacionales para proteger los derechos de los trabajadores de la salud, al mismo tiempo que hizo un llamado al Gobierno de Sonora a permitir un clima democrático en el que se respete la libertad de asociación y de manifestación.
“No preocupa mi situación, pues sabemos que tarde o temprano los tribunales me reinstalarán en mi trabajo,  lo que preocupa es que quieran aniquilar un movimiento sindical de forma tan autoritaria”.  Concluyó el Doctor.
Para mayor información: Dr. Carlos González,  celular (662) 2762141
Antecedentes
• En 1998 inicia la Sociedad de Médicos del Hospital General del Estado a solicitar a ISSSTESON, Servicios de Salud de Sonora y Gobierno del Estado a que se entreguen prestaciones para pensiones del sueldo homologado obtenido por la descentralización (1997).
• En enero de 2007 (sexenio de Eduardo Bours) médicos del Hospital General inician proceso para demandar laboralmente a los Servicios de Salud de Sonora por la nula respuesta a la integración de la homologación para una pensión.
• En marzo 2007 se integran 56 demandas laborales por no recibir el salario como es debido. A lo largo de los años se han sumado otros hasta llegar a 205 demandas. • En abril 2007 inicia la represión contra médicos que demandaron laboralmente, con amenazas de despido, cambio de horarios y turnos de trabajo, videograbaciones al entrar y salir del hospital, entre otras prácticas de acoso. • En julio 2007, diez especialistas insustituibles (únicos en el estado) solicitan, a manera de protesta, permiso sin goce de sueldo. Ceso la represión y el acoso, regresando a sus labores. • Los trabajadores de la salud se empiezan a organizar con la principal demanda de integrar la homologación al salario y recibirla completa. El mismo candidato a Gobernador, Guillermo Padrés, se comprometió a ello por escrito durante su visita de campaña al Hospital General del Estado.