NOTICIAS IMPORTANTES:

DIF Cajeme convoca a mujeres cajemenses a luchar contra cáncer de mama

* El  Ayuntamiento  destinó  80 mil  pesos  para ayudar  a  las  mujeres  mas  vulnerables de padecer el   mal

Esteban Carrasco / Diario Sonora
El  Ayuntamiento de Cajeme destinó 80 mil  pesos  en apoyos para la realización  de  estudios de  mamografía  a    las mujeres  mas vulnerables del  municipio,  como  parte de las  acciones del  gobierno   ciudadano  encabezado por el  alcalde  Manuel Barro Borgaro,   ya  que  en el país  cada  año  mueren alrededor de  cinco mil  mujeres por cáncer de mama.
El  anuncio  de esta   importante aportación fue hecha por  Oscar Martínez  García,   director de  programas sociales de la Secretaría  de Desarrollo Social  y representante  del alcalde Manuel Barro,  en el marco del Día mundial  de la lucha contra el cáncer de mama,  durante  un acto  llevado a cabo en  Palacio  Municipal.
En  ese sentido,    también  fue  ofrecida  la conferencia “Sembrando conciencia”, a cargo  de Herminia  Ochoa,  de la Agrupación  George Papanicolao,  ya que  diariamente  mueren  trece mujeres en  México  por el cáncer de  mama.
Por ese  motivo,  el  alcalde  Manuel  Barro  dio  instrucciones  para  brindar apoyo  económico  a las  mujeres  mas vulnerables  del  municipio,   para  la realización  de  estudios de  detección,  antes de que sea demasiado tarde.
Durante  la  conferencia   se contó  con  la presencia de María de los Ángeles Félix  Valenzuela,  en representación de la  señora María Laura Riemann de Barro,   presidenta del  Sistema para el  Desarrollo Integral de la  Familia  (DIF)  en Cajeme,  institución  que  vela por  la salud  y  bienestar  de los  niños   y niñas,  las  mujeres  y  personas de la tercera edad  mas  desprotegidos.
Otros asistentes   fueron  la señora Martha Amado Martínez,   Directora de la Mujer del  Ayuntamiento de Cajeme, así  como la señora Irene Almeida,  quien  padeció de  cáncer de mama,   pero  que lo  enfrentó  con  fe  y esperanza,  hasta  lograr  superarlo,  pensando  siempre en su  familia,  al  detectarlo  con  suficiente  oportunidad  para  no  ser  parte de las  cinco  mil  mujeres que  cada  año   mueren  en México  por  padecer este  mal.