NOTICIAS IMPORTANTES:

Entrega el presidente la ahora majestuosa Plaza Ignacio Zaragoza

* Tiene  la  vistosidad  parecida a las de Europa  o Estados Unidos

Esteban Carrasco / Diario Sonora
Mediante una inversión superior a los seis millones de pesos,  el  alcalde Manuel Barro Borgaro  inauguró  la  nueva Plaza  “Ignacio Zaragoza”  para regresar  este  punto de  recreo a las  familias  de las  colonias Cumuripa, Lázaro Mercado e Hidalgo.
La  transformación integral de esta  plaza  fue  realizada   con  recursos del    programa  de Rescate     de  Espacios  Públicos 2010,  los  cuales  sirvieron  para que  esta área recreativa ahora cuente con  áreas verdes, bancas,  iluminación,  juegos infantiles,  recipientes para la basura,    banquetas,  nueva reforestación  y  un  hemiciclo   monumental   que le  da una majestuosidad   a este  ahora  hermoso   lugar de  Ciudad Obregón.
Por  tal  motivo  el alcalde Manuel Barro,  junto con su esposa,   señora María Laura Riemann de  Barro,  Gustavo de Unanue Galla, Secretario de Desarrollo Social  en el Estado,  la señora   Rosa Margarita López  Angulo,  en representación de los  vecinos,  así  como  con  la  presencia de  funcionarios,  la  noche de ayer  inauguraron  la  nueva Plaza “Ignacio  Zaragoza”,   mediante el  encendido de  juegos  pirotécnicos, la  cual  esta ubicada en  la calle del  mismo  nombre  y  la California,  en el corazón  de la  colonia Cumuripa.
El alcalde al  hacer entrega de  la  nueva plaza,  dijo  que  la misma  fue    reconstruida y  modernizada  para los  vecinos de  esta lugar de la ciudad  y que  sirva de  recreación  familiar,  como  parte del  nuevo  rostro de Cajeme.
Gustavo de Unanue,  por su parte,  subrayó  que  esta plaza  tiene la  majestuosidad  como  las de Europa  o Estados Unidos,  la  cual de esta manera es entregada y es para los  vecinos y  habitantes de Cajeme.
Por su parte,  la señora  Margarita López  agradeció  al alcalde la entrega de  esta magna  obra,  la cual,  dijo, se  comprometió a  cuidar  junto  con  los  demás  vecinos.