NOTICIAS IMPORTANTES:

El alcalde Manuel Barro y su esposa Laura de Barro reinauguran Velatorio del DIF

* También  fue  entregada una nueva carroza,  en las  instalaciones  remodeladas  para  brindar  una  atención de  mayor calidad  a las  familias  humildes

Esteban Carrasco / Diario Sonora
El  alcalde Manuel Barro  Borgaro  junto con  su  esposa, señora María Laura Riemann de Barro, presidenta del  Sistema para el Desarrollo Integral  de la Familia, reinauguraron el  Velatorio del DIF  y  también   hicieron entrega de  una  carroza para  brindar  una atención de  mayor calidez  a las   personas  que  acuden   para solicitar  un  servicio  funerario.
El  inmueble fue  objeto de una  remodelación   integral y   también se   adquirió  una carroza,   todo con   una  inversión  de  360  mil  pesos  para que  las  personas   que  solicitan   el servicio del  Velatorio,  puedan  llevarlo  a cabo  de manera   decorosa  y  digna, en  momentos   difíciles  en que se  pierde un ser querido.
La señora María Laura de Barro  dijo que  por  eso  la  institución que preside  ha  llevado a  efecto  esta  remodelación,  para  atender  a  las  familias  que  acuden  para  solicitar  un  servicio de esta   naturaleza.
Por su   parte,  el  alcalde Manuel   Barro  señaló que “nuestro  gobierno  ha estado   trabajando  en  las cosas  mas sensibles  y delicadas   como también  esta  la construcción  de  mil  casas de  material,  por las de cartón,    la pavimentación en  las  colonias”.
“Venimos a servir durante los tres años  de la  administración,  con  dignidad  y  calidad,  como  ahora es en el  Velatorio del  DIF,  como si  fuera un  servicio  para  nosotros mismos”,  dijo el  alcalde.
Durante la  ceremonia de reinauguración  también estuvieron  Saúl Verdugo,  administrador del Velatorio, quien  recibió del alcalde Manuel Barro  las  llaves de la nueva carroza, así  como Carlos Carrizosa Ruiz,  Secretario de Desarrollo Social  y Martín Mendoza  Cevallos,  director del  DIF  municipal.
Mendoza Cevallos destacó  que  los  servicios del  DIF  permiten  descuentos  hasta del  70%  para  las  gentes  humildes que  no  están en capacidad   económica de  pagar  un  servicio funerario  de manera  regular y  llegado el  caso,  hasta sin  costo,  cuando  los  dolientes  están en  pobreza   extrema.