NOTICIAS IMPORTANTES:

MENSAJE COMPLETO DEL MTRO. SERGIO PABLO MARISCAL ALVARADO, PRESIDENTE MUNICIPAL DE CAJEME, EN LA CEREMONIA DE INICIO DE SU GESTION

Queridos cajemenses,
Honorable cabildo,
Respetables invitados,
Amigas y amigos:
Hoy, ha llegado el tiempo de la transformación y la concordia.
Hoy, es hora de vivir la esperanza en un Cajeme mejor.
Inicio este mensaje agradeciendo la presencia de todos ustedes. Los invito a dejar atrás las confrontaciones propias de una campaña electoral. Fortalezcamos lo que nos une, y dejemos fuera lo que nos divide./ El amor a Cajeme, es lo que nos mueve./ Actuemos en esa dirección. Este Ayuntamiento así lo hará. Tenemos la convicción de lo mucho que puede hacerse cuando estamos unidos.
Estoy aquí gracias a la voluntad expresa de los ciudadanos que acudieron a votar el primero de julio, manifestando un deseo de transformación.
Terminó la contienda electoral, es tiempo de diálogo, acuerdos, efectivamente concordia, colaboración y compromiso de todos en favor de hacer de Cajeme un municipio fuerte en lo social, económico y humano, y un espacio social de vida más justa y plena para todos sus habitantes.
Hay quienes sólo observan el curso de la historia, mientras otros deciden ser parte relevante en la construcción de la historia. Aquellos, repiten. Ustedes han decidido construir un mundo más cercano a nuestros sueños.
Construyamos juntos la historia.
Es tiempo de darle forma precisa al mundo que anhelamos. Es tiempo de construir.
Esta es una mañana luminosa. El sol de Cajeme, que ha nutrido nuestros campos y nuestras vidas, también nos ofrece su luz como signo de esperanza y como incentivo para avanzar con paso firme y precisión en nuestros actos.
Los invito a sacar la casta de cajemense. A buscar siempre el bien de nuestra comunidad. Una comunidad compuesta por personas, hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos, familias, empresas, Escuelas, Universidades y organizaciones sociales. Todos podemos ser capaces de vertebrar a esta comunidad. Hacerla fuerte, dinámica y entusiasta.
Si se está solo, el polvo es llevado por el viento. Pero juntos, somos capaces de transformar ilusiones en realidades, proyectos en acciones, ideas en trabajo fecundo. Esto es lo que exige Cajeme a los cajemenses.
No venimos a continuar inercias ni a navegar con la corriente. Hemos llegado para cumplir la misión de cambio que nos encomendó con su voto, el pueblo de Cajeme. No caeremos en la frivolidad, la ineficiencia y el derroche. Vamos enfrentar los problemas desde nuevos enfoques y echaremos andar propuestas novedosas, refrescantes, efectivas. Porque hay capacidad, hay ánimo y hay esperanza. Y en esto vamos todos.
Creo firmemente en la Familia cajemense, como célula básica de toda nuestra comunidad, es fundamental en el buen futuro. Creo en su concepto esencial, en la importancia de su unidad, en su misión formativa. Fortalecer estos conceptos en la Familia, es sembrar en tierra fértil, es preparar el futuro, es formar personas de bien. Los hijos formados en una Familia con valores, serán exitosos, productivos y lucharán por la paz, el orden, la armonía y el progreso sano.
A las Familias y a las instituciones educativas, les pido su ayuda. Cajeme necesita sacudirse lo malo, y fortalecerse en lo bueno. Necesitamos insistir en una cultura del respeto, del orden, de la sana convivencia, de la participación cívica responsable. Necesitamos se fortalezca la cultura de la denuncia por delitos sufridos y también los observados. Necesitamos una comunidad que participe en la acción de gobierno, con propuestas y no sólo exigencias; con ideas y no sólo quejas, con acciones concretas que enaltezca la propia comunidad en la que habitan.
He visto en qué medida la sociedad cajemense se siente agraviada y dolida, y tiene razón. El índice de violencia es alarmante. Requiere de soluciones inmediatas y soluciones previsoras a mediano y largo plazo. Vamos uniéndonos, y hagamos lo que nos corresponda, Sociedad y autoridades respondamos con decisión, inteligencia y energía. Vamos coordinándonos bien, con fuerza, energía y decisión con la instancia estatal y federal. Y en esto vamos todos.
Todos queremos que nuestra Ciudad esté limpia, con mayor forestación, con mejor infraestructura. Hagamos lo que nos corresponda, tanto sociedad como gobierno.
La corrupción, impunidad e inseguridad, deben quedar sepultadas en la historia. No debemos permitirnos el más mínimo indicio de estos lastres. Por nuestra parte, implementaremos las medidas adecuadas para que la administración municipal sea trasparente, legal y honesta./ Se dice fácil./ Pero es nuestra obligación.
Habremos de batallar contra desviaciones y excesos de poder, deberemos superar lo que no responde a las necesidades actuales, y tendremos que librar muchos obstáculos para sanear la vida pública del municipio.
La cuarta transformación a la que nos llama el presidente electo Lic. Andrés Manuel López Obrador es, ni más ni menos, la refundación del estado mexicano y la modificación de las estructuras del gobierno en todos sus niveles.
La corrupción y la impunidad son el binomio que estrangula la vida pública de México. No es diferente en nuestro municipio. ¿Cómo le haremos para erradicar ambas prácticas? La fórmula: Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie. Sólo así lograremos un auténtico estado de derecho, tan necesario para que nuestra sociedad sostenga un desarrollo sano y equilibrado.
No más privilegiados todopoderosos. No más utilización patrimonialista del poder. No más convivencia insana entre el poder político y el poder económico.
El mandato del pueblo expresado el primero de julio fue muy claro y categórico: El pueblo tiene, en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno y así lo hizo.
El nuevo gobierno de la república está listo para empezar a cumplir los compromisos contraídos en campaña y responder a las expectativas del pueblo de México.
Y en Cajeme, estamos listos para cumplirle a los cajemenses.
La gente decidió colocarnos frente a un reto enorme, pues la herencia del antiguo régimen es un estado de violencia permanente, con la población en riesgo constante y bajo graves condiciones de injusticia social. Pero tenemos aliados claves, ya que buena parte de la tarea de pacificar el país se le ha encomendado a un sonorense distinguido: nuestro amigo el senador Alfonso Durazo Montaño, quien ya trabaja arduamente en realizar consultas públicas y en diseñar la nueva estrategia de seguridad. La secretaría de seguridad, que se creará para tal efecto, coordinará los esfuerzos y los mejores talentos para atacar las causas sociales y políticas de fondo de este problema, convertido en emergencia nacional, y que ha enlutado a miles de hogares.
En los ámbitos de competencia municipal, seremos firmes en la moralización y profesionalización de los cuerpos policíacos y en la aplicación de la estrategia social que acompañará la nueva política de seguridad. Asumimos esta responsabilidad con energía, seremos vigilantes y gestores incansables ante los órdenes de gobierno estatal y federal para que el bloque sea monolítico por la tranquilidad y paz de los cajemenses.
Una serie de factores políticos, se han alineado favorablemente para el desarrollo del municipio, y el buen desempeño de nuestra administración. Es el caso de los representantes populares locales encabezados por la diputada Ernestina Castro, el Ing. Raúl Castelo, Orlando Salido y los representantes federales como Diputados, Javier Lamarque Cano y Marcos Carbajal y como Senador a partir de este 1 de diciembre el Ing. Arturo Bours Griffith, en quienes nos apoyaremos para la gestión en favor de Cajeme. Además, trabajaremos muy coordinadamente con el Delegado Estatal el Dr. Jorge Taddei y el delegado Regional del próximo ejecutivo federal en Sonora, Ing. Bernabé Arana, respectivamente, con quienes compartimos convicciones y la voluntad de servir a Cajeme. Saludo con beneplácito al Ing. Martín Vélez quién trae la honrosa representación del Dr. Taddei.
Aprovecho para reconocer el liderazgo del Dr. Jacobo Mendoza Presidente Estatal de MORENA y saludar a todas las fuerzas políticas, actores fundamentales en esta etapa que inicia Cajeme y México.
Pero las cosas van aún más a favor de los nuevos tiempos, hemos recibido el saludo y el compromiso de trabajo de toda la representación en el Congreso, destacando la de nuestra campeona la Senadora Ana Guevara, la de nuestro amigo cajemese Diputado Federal Jorge Russo Salido y de la paisana Senadora Silvana Beltrones. No dudamos que estos factores políticos se sigan ampliando por el bien de Cajeme y de los Cajemenses.
Al gobierno del estado, encabezado por la Gobernadora Claudia Pavlovich, ofrecemos nuestra entera disposición para colaborar armónicamente en todos los rubros, poniendo en lo más alto el beneficio de los cajemenses, y saludamos la voluntad política de un trabajo colaborativo y de estrecha coordinación para estos nuevos tiempos. Vaya un especial saludo a Jorge Vidal Ahumada Secretario de Economía y representante personal de nuestra Gobernadora.
Las prioridades anunciadas por el Lic. Andrés Manuel López Obrador sintonizan con las necesidades de nuestro municipio, como el fomento a la producción de granos básicos y a la ganadería, la producción de fertilizantes y energías limpias.
También las becas para estudiantes universitarios y de capacitación para el trabajo, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, la ampliación de infraestructura digital, la construcción de universidades públicas y el programa de desarrollo urbano, entre otras.
Todas ellas potenciarán nuestra visión de convertir a Cajeme en polo de atracción, por su calidad de vida y su despegue en la economía del conocimiento.
La instalación de la SAGARPA en esta ciudad, encabezada por Víctor Villalobos, firmante del Plan de Ayala Siglo XXI, será un factor relevante de generación de empleos y flujo económico en la región.
Mantendremos la confianza de la gente, mediante una gestión comprometida, que abra cauces de participación en la formulación de programas y políticas públicas, y en la elección de sus autoridades directas, como el caso de los comisarios y delegados.
Iremos avanzando en abrir a la ciudadanía las decisiones fundamentales del ayuntamiento, como ocurrió con los nombramientos del contralor y el director de cultura, mediante convocatorias y sus respectivas comisiones especiales dictaminadoras.
En ese contexto, apoyaremos las reformas federales que estimulen la participación ciudadana.
En nuestras áreas de competencia, promoveremos un auténtico estado de derecho, de cumplimiento de las leyes y respeto a los derechos humanos, económicos y sociales y a las garantías individuales.
Habrá un gobierno sin lujos ni privilegios. No habrá derroche ni gastos superfluos.
Daremos atención especial a la difusión de la cultura, la divulgación científica y la innovación tecnológica, con el fin de estimular talentos y vocaciones. También impulsaremos el deporte como parte fundamental de la promoción de la salud pública. Promoveremos, defenderemos y respetaremos los derechos de la población indígena. En esto tambi{en vamos todos por Cajeme.
El mejoramiento de los servicios públicos será una prioridad, así como la salud y la protección del medio ambiente. En este terreno, promoveremos junto con otros ayuntamientos y legisladores locales, una iniciativa de ley que prohíba el uso de plaguicidas altamente peligrosos, prohibidos ya en otros países, por su alto nivel de toxicidad aguda y crónica.
Instalaremos bebederos de agua potable filtrada en parques, escuelas y bulevares, así como sanitarios gratuitos en edificios públicos.
Lanzaremos una campaña de nutrición y soberanía alimentaria, a partir de la promoción de huertos familiares urbanos y rurales.
En educación, elaboraremos una monografía, histórica y cultural de Cajeme, para ser usada en el nivel básico y mucho más por el engrandecimiento de Cajeme.
Ciudadanos cajemenses:
El gobierno que ahora iniciamos, atenderá a todos sin excepción, pero daremos preferencia a los más necesitados. Lo haremos por convicción y humanismo, pero también porque en una sociedad tan desigual como la nuestra, estamos obligados a buscar la equidad y el bienestar general, para lograr la armonía y la paz social.
Vamos a la transformación por el camino de la inclusión y la concordia. El gobierno municipal representará a toda la población cajemense, sin distinción de colores, ideologías, credos o preferencias.
En un ambiente de libertades plenas, impulsaremos la construcción de una sociedad mejor, más libre, más justa, más igualitaria, más democrática y más fraterna. Esta es una convocatoria a todas las fuerzas políticas y ciudadanas, vamos por un Pacto Social por Cajeme.
Somos herederos de grandes luchas y personajes que no dudaron en ofrendar su vida por un Cajeme y un mundo mejor. Somos hijos de Cajeme y Tetabiate, de Pascual Ayón, del Buqui Contreras, de Jacinto López, del Machi López, de Vicente Padilla, de Bernabé Arana, de José Ferrer, de los líderes estudiantiles y populares, de Adalberto Rosas y de varias generaciones de hombres y mujeres que dieron forma al Cajeme de hoy. Aquí va un reconocimiento especial a nuestros exalcaldes y líderes sociales que en esta línea han aportado para sentar las bases positivas con las cuales se podrá hacer frente a todos los desafíos de Cajeme.
A ellos, y a las generaciones por venir y a mi familia, dedicamos nuestros modestos esfuerzos.
En el gobierno municipal privará la honestidad, la eficiencia, la austeridad y la transparencia. Quienes participemos en él, pondremos toda nuestra capacidad, conocimientos, experiencia y compromiso. Nuestra gente lo merece y nuestros hijos y nietos habrán de recibir una sociedad nueva y pujante, que será su punto de partida para nuevos estadios de mejoramiento y desarrollo.
Coordinación, cooperación y colaboración serán el sello de este tiempo. Un compromiso de gestión y acción que sustente la participación de la población y de sus instituciones, grupos y organismos y la relación respetuosa con todas las instancias de gobierno, estatal y federal, para bien de México, de Sonora y de Cajeme.
Finalmente, pero en primer término, agradezco al pueblo de Cajeme la honrosa oportunidad de encabezar la transformación del municipio.
Como es natural, buena parte de lo anunciado y prometido, no estará terminado en los primeros cien días, sino en el transcurso de los pocos más de mil días de la administración municipal.
Con la conciencia tranquila, como nuestra única recompensa segura, con el pueblo de Cajeme como juez supremo de nuestros actos, marcharemos al frente del municipio que tanto amamos. En sus manos, queridos cajemenses, como en las del gobierno que encabezo, residirá el éxito de esta honrosa encomienda.
Saludo a todos los habitantes de este municipio y agradezco a todos los presentes haber participado en este acto que marca el inicio de una nueva etapa.
Porque a partir de hoy, tengan ustedes la certeza, el gobierno de Cajeme es un gobierno para todos.
¡Viva el pueblo de Cajeme! ¡Viva México!
Y sí..…¡Vamos todos por Cajeme.!