NOTICIAS IMPORTANTES:

¡Reniegan navojoenses, sigue a todo lo que da el nepotismo de Silva Vela!

* No conforme con la candidatura para él la diputación federal, le dio a su cuñado la candidatura a la alcaldía de Navojoa, los dos por el PAN

Por Jose “Pepe” Alvarado
Hermosillo, Son.- De veras que donde quiera es la misma pa’ donde voltees los partidos los políticos lo único que quieren es engrosar las fortunas familiares a costillas del pueblo, buscando cada quien acomodar a sus consanguíneos en puestos de elección popular y plurinominales.
Que cochinero es la política la gran verdad, por ejemplo en Navojoa la gente sigue renegando de ese gran nepotismo que le sale hasta por las orejas al señor Silva Vela actual presidente municipal de Navojoa y además candidato del PAN a la diputación federal por el séptimo distrito, no conforme este galeno con haber echo y desecho con el ayuntamiento de Navojoa al tener a todos sus familiares y amigos, compadres y más dentro de la nomina pues ahora después de conseguir la candidatura a la diputación federal sigue como alcalde mamando de la ubre política y del presupuesto, pues también presiono y amago que si no pe daban la candidatura a su cuñado Martin Ruy Sánchez el pan a la presidencia municipal de
Navojoa él se iría a MORENA.
Pues el PAN accedió y cayó en su juego y ahora su cuñado es el candidato del PAN a la alcaldía de Navojoa, o sea en caso de ganar el cuñado le entrega la presidencia municipal, que bonita familia y que bonitas leyes en México que permiten este gran cochinero y agarran los ayuntamientos como grandes empresas familiares.
Pero en fin así es la política de ese tamaño el gran cochinero de nepotismo favoritismo y de todo en todos lados, por eso los navojoenses están muy molestos con Silva Vela y dicen prefieren votar por la señora Ana Luisa Valdez, candidata del PRI a la diputación federal por el distrito séptimo con cabecera en Navojoa.
Pues ojala porque si no Silva Vela después peleara derecho de posesión y se querrá quedar con Navojoa, y si no al tiempo amigos lectores.