NOTICIAS IMPORTANTES:

Inconforme a OCV, por permitir cambiar pocos dólares a paisanos

* Por lo pronto, los cajemenses se preparan para darles un trato digno a los visitantes, señaló, de tal manera que tomen a la ciudad como un punto de arribo y la economía regional mejore.

Juan Barragan / Diario Sonora
Sin la participación económica de los restauranteros, inconformes porque no se permite el cambio de dólares, arrancó un nuevo programa de bienvenida a los paisanos provenientes de Estados Unidos.
La anterior inconformidad la hizo saber, el presidente de la Oficina de Convenciones y Visitantes (OCV), José Torres Murillo, quien indicó que se espera pasen unos 30 mil automóviles por la ciudad, de los cuales posiblemente unos 10 mil se queden a disfrutar aquí el periodo vacacional decembrino.
A siete años de haber emprendido este programa, expuso, es la primera ocasión en que no participarán los restauranteros pero si se les invitó y las acciones no se detendrán pues de todos modos los servicios se tendrán que dar a quienes los soliciten.
La medida de no aceptar dólares en los diversos negocios es de carácter federal, sostuvo, por lo cual las autoridades son las que deberán darle una solución a ese problema.
Por lo pronto, los cajemenses se preparan para darles un trato digno a los visitantes, señaló, de tal manera que tomen a la ciudad como un punto de arribo y la economía regional mejore.
Al momento se está en un 55% de ocupación de la capacidad hotelera regional, destacó, pero se espera superar el 60% del mes de octubre y que en diciembre esos registros se incrementen.
En coordinación con las autoridades federales, estatales y municipales, la OCV participará en la bienvenida a los paisanos con presencia en las carreteras para ver que sean bien atendidos, lo cual se refl ejará a través de una encuesta en las casetas de cobro.
Este año, a quienes se queden en Obregón como parte de los atractivos en los hoteles se les brindará una tarjeta de descuento para acudir al Museo de los Yaquis, el Yaqui-Tour, el Planetario, Bolerama y el Museo Sonora en la Revolución.