NOTICIAS IMPORTANTES:

Entregan Vivienda en la Beltrones en proceso 405 casas del programa Vida Digna

2D* Patricia Granados tiene mas de 15 años soñando con una vivienda y esta vez su sueño se hizo realidad, con el programa de Vida Digna que impulsa Manuel Barro Borgaro, sus hijos tendrán donde vivir sin estar preocupado por los calores y la lluvia.

Juan Barragán Fierros/director
Esta mañana, anuncia el alcalde Manuel Barro Borgaro, la existencia de 405 viviendas en proceso, casas para gente de escasos recursos a través del programa Vida Digna, luego de colocar la primera piedra de lo que será la vivienda de la señora Patricia Granados, en la colonia Manlio Fabio Beltrones.
El ejecutivo municipal, acompañado de su esposa, la señora María Laura Riemann de Barro, acudieron a la calle Aveñano entre Mimosa y Pinguica, donde lo recibió la señora Patricia Granados, quien vive bajo una casa de lamina.
Previamente, a la colocación de “la primera piedra” de los que será la vivienda de la señora Granados, frente a sus casa se efectuó un acto publico, donde la beneficiara, esta dijo estar agradecida con Manolo Barro y su esposa, los patrocinadores de la vivienda y con Dios.
Sabe que no solo ella adolece de una casa digna, pero ella tiene mas de 15 años soñando con una vivienda y esta vez su sueño se hizo realidad y con el programa de Vida Digna que impulsa Manuel Barro Borgaro, su hijos tendrán donde vivir sin estar preocupado por los calores y la lluvia.
Al tomar la palabra, el Presidente Municipal hizo el anuncio de 405 viviendas que se encuentran en proceso, y la casa que se le construirá a la señora Patricia Granados es la primera del programa en la colonia Beltrones, así como a ella serán otras las beneficiadas en otras colonias y comunidades de Cajeme.
Esta vivienda, dijo, será más que un hogar, será donde las cosas tendrán un cambio para los hijos de la señora Granados y las seis personas que la habitaran, con cariño y con el deseo de mejorar sus condiciones de vida.
Posteriormente, el alcalde Manuel Barro Borgaro, su esposa, la señora María Laura Riemann de Barro y la señora Patricia Granados, colocaron los primeros tabiques de los que será el mejor lugar para vivir de Patricia y su familia.